Te enseñaremos 10 maneras de crear outfit básicos que se vean frescos y perfectos para cualquier ocasión.

Camisa blanca:

Esta es una prenda obligatoria en el armario de todas y todos. Tanto para una ocasión formal como informal, una camisa blanca no tiene pierde y podrás encontrar muchísimas formas de vestirla. Combínala con un pantalón, un dénim, una falda e incluso unos leggings. Sin importar la temporada te verás regia. 

Escoge un diseño que no sea ni muy ajustado, ni demasiado suelto a tu cuerpo. Agrégale un accesorio especial, como un cinturón, y pasarás de tener un outfit sencillo a un look muy chic.

Pantalón negro:

El básico clásico por excelencia. Necesitarás un pantalón negro para una entrevista, una ocasión social, una cita con amigos, en fin. Recuerda que el color negro es impecable, elegante y neutral. Y, como si fuera poco, el negro combina con todo, si, con todo lo que te pongas.

Como dato extra, recuerda que todo tipo de prenda de color negro es vital en el armario. Una falda, zapatos, chaqueta e incluso un vestido negro siempre serán de gran utilidad. La ropa negra no tiene escapatoria tanto para ocasiones sociales como para crear tus diferentes conjuntos de ropa. 

Blazer:

Esta prenda la puedes usar para cualquier tipo de evento. Ya sea unicolor, o con un diseño tartán o plaid, siempre agregarán clase a tu outfit. Úsalo con tacones y blusa para un estilo smart casual o con tenis y franela si vas al cine. Con una blusa a rayas lograrás un estilo tipo navy. Y con un vestido tipo lápiz y tacones será una buena opción para la oficina. 

En el mercado podrás encontrar diferentes tipos de blazer. Hay tipo ovalo, triangulo invertido, reloj de arena o recto. Además, el tipo de tela y estilo de las solapas proporcionan un aire diferente a cada diseño. Escoge el que vaya mejor con tu forma corporal y gusto. Recuerda que el verdadero estilo es tu firma personal. 

Jean:

El jean, o denim, es la prenda versátil por excelencia hasta convertirse incluso en un básico clásico. Hoy por hoy, es completamente aceptable incluso en ciertos ambientes laborales. Sus diferentes estilos y formas hacen aún más divertido el proceso de vestirnos. 

Parte de su recursividad radica en la amplia gama de estilos que puedes encontrar en jeans. Esto, sin contra la variedad de conjuntos de ropa que puedes crear con tan solo una prenda. 

Falda:

Para este tipo de prendas existen varias opciones. Ya sea una falda midi, tipo lápiz, una plisada que están en auge por estos días, o incluso una mini. La falda es un infaltable en tu armario. 

Con las nuevas tendencias no te puedes quejar de ser rigurosa para vestirla pues la puedes portar con tenis, sandalias, tacones y hasta botines para verte completamente actual. Combínala con una camiseta blanca o una blusa según la ocasión. 

Al momento de escoger una falda, ten en cuenta tu tipo de cuerpo. Cada estilo favorece en mayor o menor medida las curvas de cada cual, lo importante es lograr un equilibrio visual. Recuerda que el encanto de una falda es hacernos ver femeninas y sutiles. 

Chaqueta de cuero:

Úsala con vestido sexy y ajustado para una fiesta en la noche, porque no, un traje en animal print. Coordínalo con un pantalón escoses, una camisa blanca y unas combat boots para un look irreverente. Si lo que quieres es algo romántico, pórtala con un crop top y una falda plisada. O el eterno noventero, con jean clásico y convers para un estilo descomplicado. 

Unos flats de punta o chatos:

Flats muchas mujeres dijeron adiós a los tacones sin dejar lo formal a un lado. Si eres bajita te recomendamos escoger flats de punta, con el empine descubierto, o con correas arriba del tobillo. Estas formas te favorecerán. 

Si los flats no van contigo, recuerda que también puede optar por unos mocasines, slippers u oxford. Esto solo depende de tu comodidad, personalidad y el outfit que tengas planeado. 

Leggings:

Con el tiempo esta prenda más que básica se ha convertido en imprescindible y es la protagonista del estilo athleisure. Durante un tiempo fue la competencia directa del dénim y se ha trasformado con sus estilos, diseños y materiales para adaptarse a distintas necesidades.

Combina tus leggins con blusas largas, vestidos cortos, un cárdigan e incluso un top crop. Su versatilidad reside en su comodidad y agilidad al momento de vestir. 

Otra opción para vestir tus leggings son los sweater dresses o una camisa de jean para el día a día. Con tenis o botas de caña alta se verán muy bien. Y claro, si lo que quieres es hacer ejercicio un legging es el más indicado.

Pantalón plaid:

Este tipo de pantalón lo puedes encontrar con diversidad de diseños. Formal o despreocupado dependerá solo de ti. Además, el auge de los gallinetos y el tartán hacen de esta prenda un básico recursivo y en boga. 

Colores que van perfecto con este pantalón son el negro, los tonos nude y un vino tinto. Sea bota recta, entubado, talle alto o medio y el zapato que escojas esta prenda te brindará siempre diferentes opciones para vestir. 

Tenis o sneakers:

Así como lo lees. Unos buenos sneakers jamás pueden faltar en tu armario. Puedes vestirlos de múltiples formas y te verás genial. 

Con un blazer y blusa del mismo tono, con un vestido corto e incluso largo, o con un pantalón negro. Las opciones que te brinda este tipo de calzado son infinitas. Se podría decir que con unos buenos sneakers tienes opciones 24/7. 

Juega con los colores, sus diferentes tonalidades y contrastes para crear nuevos y diferentes conjuntos de ropa. Adapta, reinventa y te darás cuenta que, siempre y cuando tengas básicos como estos, no necesitarás demasiado para estar a la moda y crear un increíble outfit

Recuerda estas no son las únicas opciones que tienes. Con estas prendas y algunas otras más puedes crear múltiples outfits para estar siempre regia, lo único que necesitas es un poco de creatividad y mucho estilo.